Esta tarde, como ocurre todos los jueves, por las calles de la ciudad de Quimilí, marchó el contingente de personas que se moviliza pidiendo Justicia por la muerte del niño Marito Salto, hecho ocurrido el primero de mayo del año pasado.

Aproximadamente 50 hombres de la Policía Federal y 20 efectivos de Gendarmería Nacional, en forma sorpresiva, irrumpieron hoy y desalojaron de su casa a una familia que residía en el Parque Nacional Copo, destruyéndole su vivienda y las instalaciones donde criaban sus animales desde hace ya más de 50 años.

Momentos de tensión se vivieron en horas de la siesta de hoy sobre Autopista Juan Domingo Perón, cuando una camioneta ocasionó inconvenientes para el libre tránsito a raíz del desprendimiento del tubo de gas envasado.

Recientemente trascendió la información que nueve niños eran obligados a recorrer la ciudad en busca de vino y, si no volvían con la bebida, su padre los obligaba a dormir afuera, sin importar las condiciones climáticas.

Un joven de 32 años, empleado del Hogar de Protección de Adolescentes Mujeres, fue apresado hoy al mediodía por personal de la División Trata de Personas, tras haber sido acusado de abuso sexual en perjuicio de una menor de 12 años, interna de la institución.