Aduciendo que “necesitaba dinero por cuestiones personales”, una vecina de la ciudad de Monte Quemado –departamento Copo- puso en venta, a través de las redes sociales, un arma de guerra. La Policía la contactó y realizó el procedimiento de rigor.

Días atrás, una joven residente en el barrio Municipal de la ciudad cabecera del departamento Copo le realizó fotografías a un revólver calibre 32 milímetros. De inmediato, escribió: “Es de mi papá. En venta. Los interesados comunicarse conmigo”. Posteriormente, agregó un número de teléfono.

La publicación en el muro del grupo Compra-Venta de Monte Quemado comenzó a viralizarse en cuestión de minutos. La “oferta” llegó a manos de los efectivos de la brigada de investigaciones de la Comisaría Comunitaria 22, quienes se contactaron posteriormente con el comerciante.
Los uniformados se hicieron pasar por ocasionales compradores. Se mostraron muy interesados en el arma de fuego considerada “arma de guerra” por su calibre. Los policías encubiertos le consultaron “si contaba con la documentación de la pistola y las condiciones de la misma”. El vendedor le respondió que “la vendía porque necesitaba el dinero y que el arma era de su padre”.
Mientras les aseguraba que “estaba en muy buen estado de conservación”. Ante la situación, los uniformados decidieron contactarlo posteriormente para realizar la compra del arma. La pistola estaba a la venta en la suma de 6 mil pesos.
Los “sabuesos” le indicaron al vendedor que “querían comprar la pistola y le ofrecieron el dinero de contado”. Por lo que aceptó y les dijo que “luego se comunicaría con ellos”. Con el paso de las horas, se contactó con el cliente y pautaron el encuentro. La cita estaba prevista en inmediaciones del cementerio local, a las siete de la tarde del martes último.
Los uniformados se hicieron presentes en el sitio. Encontraron a un joven que estaba apoyado en la pared trasera de la necrópolis. Lo entrevistaron y determinaron que se trataba del vendedor de la pistola, quien había usado un usuario falso en las redes sociales donde realizó la publicación.
Ante el hecho, los uniformados alertaron a la Fiscalía de turno de Copo sobre lo acontecido, por lo que de inmediato se ordenó una serie de medidas judiciales a seguir las próximas horas por los investigadores.

Aprehendido y secuestro

El fiscal de Copo que interviene en el hecho dispuso que el sospechoso sea aprehendido. Se trata de un joven de 20 años, de apellido Ferreyra, residente en el barrio Municipal, de la ciudad de Monte Quemado.
Además, los uniformados procedieron al secuestro de la pistola calibre 32 milímetros. El arma será peritada posteriormente por los efectivos de la División Policía Científica, quienes determinaron que se encuentra en buen estado de conservación y en uso.
La Justicia dispuso que se inicien las pesquisas correspondientes sobre los pormenores del hecho y la venta ilegal del arma de fuego, en la ciudad de Monte Quemado.
El sujeto será indagado los próximos días por el fiscal de Copo que interviene en la causa, mientras que la Policía comenzó a tomar declaraciones testimoniales.

Estacionamiento.jpeg