Alrededor de las 11.45 de hoy personal policial fue alertado, a través de un llamado telefónico, sobre un trágico episodio. Según informaron a Nuevo Diario, en un predio ubicado sobre Ruta Nacional 89, a la altura de la ciudad de Quimilí, se encontraba un camión estacionado en un predio de acopio, el cual debía descargar maíz.

El vehículo había sido estacionado en horas de la noche de ayer. Sin embargo, en horas de la mañana de hoy, trabajadores del lugar comenzaron a tocar la puerta de la cabina, pero el conductor no respondía.

Los trabajadores decidieron alertar a la Policía, quienes al dirigirse al lugar, golpearon la puerta de la cabina del vehículo, pero como nadie respondía, consultaron el fiscal de turno, Ángel Belloumini, quien interiorizado de los pormenores de la situación, dispuso que en presencia de testigos, se proceda a abrir el rodado.

Tras unos minutos, se hizo presente la ambulancia, a cargo de la enfermera Gladys Sequeira, quien informó que en el interior de la cabina se encontraba un sujeto, el cual tras ser examinado, se constató que se encontraba sin signos vitales.

En la requisa realizada por los efectivos, se observó que entre sus prendas de vestir había una billetera con dinero y documentación de identidad a nombre de Gabriel José Díaz, con domicilio en San Vicente Castellanos, provincia de Santa Fe.

Tanto la justicia como la Policía continuarán con una minuciosa investigación a fin de determinar las causas por las cuales falleció conductor del rodado.

Estacionamiento.jpeg