El humor siempre caracterizó a “Pochi” Chávez, oriundo de Cejolao, un paraje cercano a Quimilí. Siempre tiene una sonrisa para aquel que lo saluda por la calle o le pide una foto. Pero todo eso se esfumó ayer. Su mirada se pierde en el horizonte buscando una respuesta para la tragedia que hoy le toca vivir. El dolor atraviesa su corazón, pero sus palabras parecen tranquilas y pensadas. Hace muchos años se refugió en la religión evangelista —tal como lo aseguró en varias ocasiones— y seguramente eso le da fuerzas para enfrentar la dura realidad.

Le ha truncado la vida a hijo (Franco) y ha arruinado a toda una familia, afirmó el humorista que recorrió todo el país haciendo reír a la gente con sus cuentos.

“Pochi” cruza sus brazos, como si se abrazara ante tanto dolor, y manifestó: “No tengo idea de lo que ha pasado. Sólo sé por rumores sobre lo que ha pasado. “Los changos han tenido una trifulca y ha pasado esto lamentable”, reveló.

Por el momento, no está acentuando su atención en cómo sucedieron los hechos en los que asesinaron a su hijo Franco e hirieron a “Pitu”. Piensa y ruega a Dios que su hijo sobreviviente del ataque armado se recupere lo más pronto posible.

“Pochi” se encuentra rodeado del resto de la familia y de amigos que lo acompañan personalmente y a través de los llamados telefónicos desde Quimilí y otras latitudes del país.

La familia adelantó que los restos de Franco Chávez serán velados en el teatro municipal de Quimilí, luego de la autopsia.

El fiscal recibía hasta anoche varios testimonios en Quimilí

El fiscal, Dr. Ángel Belluomini, quien se trasladó hasta Qumilí apenas conoció la noticia, continuaba anoche recibiendo testimonios de las personas que estuvieron en el escenario del hecho de sangre para establecer fehacientemente cómo se desató la locura que le costó la vida a uno de los hijos de “Pochi” Chávez y de quienes tuvieron contacto con el acusado, precisa Nuevo Diario

Por otra parte, personal de la Policía Científica de la Policía de la Provincia se trasladó ayer hasta la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Regional para secuestrar las prendas de vestir de Esteban Chávez, quien sobrevivió al brutal ataque a cuchilladas.

Franco y “Pitu” acompañaban como músicos al humorista en sus shows

Franco y “Pitu” se criaron “mamando” la música a través de su padre. “Pochi” Chávez les abrió el camino para crecer. Los hermanos integraban el “Dúo Hechizo” y cuando no actuaban, acompañaban a su padre durante los shows que concretaba en distintos puntos del país, donde arranca carcajadas con sus cuentos.

El humorista, luego de incluir a sus hijos en los espectáculos, siempre destacaba la labor como músicos de sus descendientes. “Es un placer trabajar con ellos”, reveló en varias ocasiones. En este sentido, el artista destacó la responsabilidad y el despliegue artístico.

Hace dos años, una nieta del artista se ahogó y murió en un tacho con agua

La familia Chávez, en los últimos tiempos, parece signada por la tragedia. A principios de diciembre de 2016, una nieta del humorista “Pochi” Chávez murió ahogada al caer en un tacho con agua. La víctima tenía apenas un año de edad y hace poco había comenzado a caminar. El hecho sucedió en la vivienda de la abuela materna de la menor, que se encuentra ubicada en el barrio Belgrano de Quimilí. En aquella ocasión, el artista se encontraba trabajando en otra provincia, aunque tras conocer la tragedia viajó inmediatamente para estar con su hijo y toda su familia en ese difícil momento. 

08 de febrero de 2022.jpg