Por Tony Villavicencio | La política y los políticos están sometidos a fuertes críticas en todas las latitudes.

En Argentina, en Santiago del Estero y particularmente en Monte Quemado, sin que dejemos de observar las crecientes dificultades de organización política y social que tiene esta última ciudad, donde en los últimos 37 años de una democracia personalizada, la sociedad estuvo políticamente dividida enfrentada y sufriendo las consecuencias .
Hoy, nos encontramos con los resultados. Una sociedad, en sus sistemas de relaciones desde lo político dividida y enfrentada, reclamando oportunidades lejos de las tecnologías. Con sectores sumidos en una marcada pobreza. Frente a todo esto, las acciones clásicas de la política de la modernidad, sorprende a Monte Quemado, con las viejas metodologías de esos dos hombres que lideraron y gobernaron durante 37 años, usando y llevando a la práctica el viejo adagio Chino: “Divide y reinarás” y así fue el fracaso del pueblo copeño.
Los municipios de una ciudad como lo es Monte Quemado está demandando un nivel de educación de la ciencias, las artes y todas las dimensiones sociales económicas del nuevo tiempo, hace pocos días se inauguró en Campo Gallo una nueva sede de la UNSE y llegó la universidad por gestiones realizadas por sus funcionarios, mientras que en Monte Quemado continúa estancado.
La educación representa la modernidad, a partir del concepto de Estado de las nuevas generaciones, por lo que es necesario irrumpir en el pueblo con más y mejor educación para que el concepto de “verdad” y “libertad” fluyan y superen a los aduladores y sea la verdad crítica de las nuevas generaciones, las que empujen a la falsa democracia que durante 37 años Hazam y Castillo dividió y enfrentó a la sociedad con sus graves consecuencias.
Por suerte en Monte Quemado los niveles de participación, derechos y garantías para estas elecciones del próximo mes de agosto se fueron ampliando, así como los mecanismos de participación ciudadana. Los distintos sectores políticos se irán integrando, entendiendo que la medida de la participación de los propios interesados es un resguardo de sus intereses y los del conjunto. Ya no son tan solo dos los que se disputan el poder político. S observa una activa participación de los partidos políticos. El justicialismo y el radicalismo como partido mayoritarios ya presentan nuevos nombres, nuevos hombres además de los de siempre los mismos que se disputaron la municipalidad desde hace más de tres décadas.
Sin dudas en la actualidad, la nueva dinámica encabezada por el empresario forestal Fernando Boggetti, del justicialismo; y del ingeniero Felipe Cisneros, del radicalismo avanzan construyendo dos nuevos espacios y con la participación de estos dos sectores se está liberando la democracia procedimental y personalizada.
Sin dudas, cuando en una sociedad hay más política, hay más diversidad de ideas y proyectos que perfeccionan al sistema, y previos a las elecciones de agosto, se respira aire de un cambio al que pareciera, los patrones de la política por amiguismo se oponen, olvidan que a los candidatos de las verdaderas democracias los elige el pueblo y no el dedo de los que se creen dueños de los partidos políticos.

08 de febrero de 2022.jpg