Entre sombras y dudas, internaron a una mujer acusada de asesinar a su hija de 8 años. La menor fue hallada sin vida junto a un pozo ubicado a 30 metros de la vivienda, a 60 km de la ciudad Monte Quemado, monte adentro, en el departamento Copo.

El juez de Control y Garantías. Dr. José Torrelio, resolvió ayer que una junta médica elabore un informe psiquiátrico sobre Mabel Galván, imputada de homicidio calificado por el vínculo en perjuicio de su hija y que sea internada en el hospital Diego Alcorta. 

El hecho ocurrió el año pasado. La niña de 8 años fue hallada sin vida junto a un pozo ubicado a 30 metros de la vivienda de El Guapo, a 60 km de Monte Quemado, miembro de una familia prácticamente envuelta en una situación de pobreza extrema, con familiares en situación de extrema pobreza, semianalfabetos, que fueron llevados a declarar y hoy cuentan que los presionaron al momento de hacerlo.

En la primera indagatoria, la madre de la menor y demás familiares habían declarado ante el fiscal, Dr. Gabriel Gómez, que la niña estaba jugando al “burrito”, atándose una soga al cuello y el otro extremo a un tacho que se carga con agua del aljibe y que tuvo como consecuencia la muerte por asfixia.

Al avanzar la investigación, la Fiscalía determinó que la niña falleció de una asfixia por ahorcamiento e imputó a su madre por homicidio calificado por el vínculo.

Cuando la causa iba a ser elevada a juicio; la defensa de la mujer presentó un informe del Cuerpo Médico Forense donde sostiene que no estaría en sus cabales y solicitó que se la declare inimputable.

Es por eso que en una audiencia realizada ayer, el fiscal solicitó que, antes de que se ordene la inimputabilidad, se realice una junta médica conformada por tres psiquiatras, con puntos de pericia y la internación de la mujer en el hospital Diego Alcorta para un mejor seguimiento. El juez hizo lugar al pedido de la Fiscalía y ordenó que la mujer sea internada en el hospital psiquiátrico por 60 días hasta que se concluya con el informe.

IMG-20200507-WA0007.jpg