Se supo que en las manzanas 84 y 9 del barrio bandeño 25 de Mayo, a las 7.30, habrían ocurrido dos hechos ilícitos y los efectivos policiales se dirigieron a verificar lo ocurrido de inmediato.

No tenía 25 años, ni 24, como se informó sino 22 para cumplir 23, él recién saliendo de la adolescencia y ella ingresando con sus 14 años. ¿Quién no se enamoró en esas edades? donde él y ella comenzaron a descubrir la incontinencia de las caricias. Claro, era agente y no un oficial, y tal vez por eso los pudientes padres de la niña lo denunciaron, repiten sus indignados colegas. El reglamento interno de la policía y la justicia obró ciega, sorda y muda asfixiando al jóven policía que tal vez por amor se vio solo y acorralado ocupando las tapas de los diarios y decidió ponerle fin a su vida.

A las 5 de la mañana de ayer, volvió a su casa la menor de 15 años que había dejado a su madre una carta diciéndole que se iba con el diablo y se ausentó por dos días de su casa conmocionando a toda la ciudad de Tintina, departamento Mariano Moreno, de donde volvió diciendo que había estado en el monte compartiendo con el “diablo”, que le prometía bienes materiales.

En la mañana del miércoles, efectivos de la División Investigaciones del Departamento de Seguridad Ciudadana N°8 de la ciudad de Fernández, detuvieron un joven tras allanar una vivienda en el paraje La Loma, lugar donde secuestraron una motocicleta y gran cantidad de elementos que habrían sido robados días atrás.

La policía encarceló en la jornada de ayer a un hombre de 42 años que tenía pedido de captura por estar vinculado a un hecho de sangre ocurrido en el mes de abril en el barrio San Javier de La Banda, cuando éste caminaba por una calle céntrica de la vecina ciudad.