La policía chaqueña alerta que debido al desmenuzado incremento de la carne vacuna, se ha detectado una nueva modalidad delictiva. La de hurtar animales equinos para luego faenarlos y comercializar simulando “carne barata de vaca”.

“No sé dónde anda. No me molesten, porque sino los voy a c… matando a todos”, amenazaba a sus familiares. El peón rural llevó bajo amenazas a su hijastra hacia Chaco.

clase de apoyo.jpg