La ardua tarea investigativa desplegada por personal policial de distintas dependencias, permitió detener —tras una intensa persecución— al sujeto que casi mata a golpes a su expareja y huyó llevándose al bebé de ambos, de solo 6 meses, al cual había dejado en la casa de un familiar.

Los efectivos de la División Trata de Personas, de Búsqueda de Prófugos, de la Comisaría Comunitaria Nº 22 y de otras dependencias, lograron saber que el inculpado, identificado como Ángel Gabriel Mazza (a) “Chula”, se conducía en la motocicleta de un pariente, por lo que realizaron las pesquisas, y ayer a la tarde lo ubicaron cuando transitaba en dicho rodado.

Huye rápidamente
Al notar la presencia policial, el sujeto se dio rápidamente a la fuga, siendo perseguido por los uniformados por varios kilómetros, hasta que “Chula” decidió abandonar la moto e introducirse en una zona montuosa procurando evadir a los policías, quienes igualmente lo ubicaron y redujeron tras realizar un intenso rastrillaje, luego de lo cual lo trasladaron a la Comisaría Comunitaria Nº 22, de Monte Quemado, donde esperará ser indagado por el Dr. Gabriel Gómez, coordinador de la Unidad Fiscal copeña, que timoneó la exhaustiva investigación.

Estacionamiento.jpeg