El llamado desesperado de una empleada de la administración pública movilizó a efectivos de la Comisaría Seccional 8 y 10, durante la madrugada del lunes, ya que su hijo había sido agredido.

La mujer contó a los efectivos que minutos más tarde de las 5.15 su hijo -de 19 años- había regresado a su casa con el rostro ensangrentado, manifestando que en inmediaciones de calle Pedro Gallo del barrio Autonomía había sido sorprendido por una patota.

Rápidamente, los efectivos de la Seccional 10ª arribaron hasta el lugar donde habría ocurrido el hecho y a raíz de las averiguaciones determinaron que el adolescente, efectivamente había sido agredido, pero no en ocasión de robo.

Según las averiguaciones, la víctima -residente en el barrio Santa Lucía- se había trasladado al lugar junto con una joven que sería su novia para comprar sustancias tóxicas.

Allí habría mantenido un altercado con otros compradores, quienes tras una discusión los lesionaron en el rostro y luego se dieron a la fuga. La víctima regresó a su casa y pidió ayuda a su madre, informó El Liberal.

Inmediatamente el adolescente fue trasladado al Regional, donde ingresó a la sala de Shock Room donde recibió asistencia médica. El Dr. Angel Belluomini, fiscal de turno tomó intervención en el caso y ordenó que Brigada de Investigaciones trabaje en el caso.

IMG-20200507-WA0007.jpg