El gobernador de la Provincia, Dr. Gerardo Zamora, mantuvo una entrevista con el periodista Antonio Laje, en el canal América TV, y lo compartió a través de las redes sociales.

El mandatario provincial resaltó su apoyo a las decisiones del presidente Alberto Fernández, de redistribuir la coparticipación.
“Nos encontramos apenas asume el expresidente Macri con un decreto, el 194/2016, que modifica el índice de coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires. Algo totalmente inconstitucional, no se puede modificar un índice de coparticipación por un decreto (solo se puede hacer por una ley convenio) y tal es así que en el mismo decreto establece que no se tocarán los fondos de las demás provincias, solo deriva fondos de la Nación... Pero esos fondos también son para todos, para la salud, la infraestructura, la educación, y esa decisión debería haberse debatido en el Congreso, es decir un fondo específico para ciudad de Buenos Aires, como por ejemplo fue el fondo del conurbano bonaerense”, explicó al inicio.
“El decreto 194, además, no decía nada de la transferencia de la Policía Federal a la Ciudad Autónoma, decía que era para seguir mantenido los gastos para continuar consolidado el funcionamiento institucional y servicios de CABA. Es decir, una especie de dádiva generosa que le daba el jefe de gobierno saliente ya como presidente al que acababa de asumir en su lugar. Llevando en forma alegre una coparticipación del 1.80 al 3.75”, agregó.
Seguidamente continuó: “Generó un repudio generalizado. Quedaba claro que el expresidente le había dejado una deuda a su sucesor, típica de gobiernos como estos que nos endeudan por 100 años, así había dejado a la Ciudad de Buenos Aires. Entonces firma este decreto y le aumenta el índice de coparticipación. Tal fue el error que su propio gabinete salió a reconocerlo. Y trató de justiciarlo después con el Decreto 399/2016, que corrige y amplía el anterior diciendo que en realidad van a usar la plata para cubrir los gastos del traspaso de la policía que luego concretan. Fue tan grave y vergonzoso esto, que en el año 2018 firma el decreto 257/2018 donde quita de 3.75 a 3.5 el índice de coparticipación. Esto ocurre en el contexto en el que habíamos quedado fuera del mundo y teníamos que acudir al FMI y demostrar gasto y austeridad y bajar el déficit. Ese mismo año, a las provincias nos quitaron el Fondo Sojero y a la Ciudad de Buenos Aires el 0.25% del índice de su coparticipación. Muchas provincias fuimos a la Corte Suprema porque Macri había modificado por un decreto una ley. CABA no fue, porque no tenía derecho a reclamar legalmente (como no lo tiene ahora cuando le bajan otro punto más). Cuatro años pisoteando el federalismo, así 14 provincias reclamamos en la Corte, cuando antes de irse y habiendo ya perdido las elecciones, utilizó fondo nuestros recortando IVA y ganancias por tres meses. A Santiago del Estero, por ejemplo, nos saca 1.600 millones”.
“Es por eso, que la derogación de este vergonzoso decreto 199 lo hemos reclamado nosotros desde el día cero y cuando asume el presidente Fernández los primeros días de enero salió en todos los diarios que era una decisión ya tomada del Gobierno nacional de eliminar ese agravio al federalismo, totalmente inconstitucional y una transferencia de fondos que el mismo presidente Macri la redujo en 2018 porque era bochornosa”.
Por otro lado, el gobernador se refirió a las estrategias de administración desarrolladas durante su gobierno y además desmitificó algunas concepciones respecto del empleo público en la provincia: “Nosotros los gobernadores de este interior profundo, somos más de hacer que de hablar, somos de perfil bajo y no hablamos mucho. Pero me he autoimpuesto que cada vez que pueda hacerlo, hablaré de mi provincia y estoy seguro que es idéntica a otras que como Santiago del Estero no se han endeudado, que mantenemos equilibrio fiscal, que no hacemos empleomanía. Mantenemos obras públicas y nuestras funciones, sin endeudarnos. Esto lo digo porque no falta quien diga que los gobernadores caudillos, como nos suelen decir, ganamos elecciones —como en el caso de Santiago del Estero— por el 75% de los votos porque el 75% son empleados públicos. Eso es mentira, Santiago paga los mismos 58 mil sueldos desde el año 2005, desde el sueldo del gobernador hasta el último contrato de empleo o locación, pasando por los tres poderes, y gastamos por ejemplo el 0,8 de presupuesto en la Legislatura, además de mantener las cuentas ordenadas”.
Seguidamente explicó cuál es el espíritu de la medida tomada por el presidente, la cual generó un fuerte malestar dentro de Cambiemos y principalmente en la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, quien ya especificó que irá a la Corte. “Lo que ha hecho el presidente Fernández está bien, no le ha quitado un punto de coparticipación a CABA para darle más coparticipación a la provincia de Buenos Aires, porque si así fuera, yo sería uno de los que estaría reclamando también la inconstitucionalidad de eso. Lo que hizo el presidente es eliminar ese mamarracho vergonzoso, y con ese dinero crear un fondo para seguridad, que lo vamos a tener que debatir oportunamente en el Congreso y seguramente junto con muchas otras cosas más, como los subsidios a la tarifa de la luz y el servicio del transporte que siempre benefician a CABA y van en perjuicio de las provincias del interior. Eso estamos discutiendo y eso se llama federalismo”.
Asimismo, el gobernador Zamora detalló las consecuencias que sufrieron las provincias por la administración nacional por parte del anterior gobierno, basadas principalmente en la pérdida de recursos: “Nosotros, los gobernadores de las provincias, durante los cuatro años de Macri, pese al desastre que hicieron, fuimos responsables por la gobernabilidad; primero en 2018 cuando quedó fuera del mundo, luego cuando tuvo que hacer pactos fiscales para que el FMI saliera en ayuda y por último aprobándole los 2 últimos presupuestos que eran desastrosos, porque sino el gobierno se caía a pedazos. Así que lo que se está haciendo ahora es ordenando las barbaridades que se han hecho”.
“Ojo, así como Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires está re endeudada y ambos jefes de Estado tendrán que bajar el gasto político, ser austeros, tomar medidas como tomamos nosotros en las provincias para no endeudarnos”.
Finalmente, sobre el trabajo de las provincias y el respaldo firmado dijo: “Ojalá que el presidente nos convoque, porque es imposible que las provincias nos convoquemos si alguien no cede, es decir, nadie va a ceder su coparticipación o su índice, entonces lo que tenemos que buscar es un Estado nacional más fuerte que genere un verdadero federalismo”.

lectores.jpg