En un partido vibrante, Argentina venció 2 a 1 a Australia y se metió en los cuartos de final, instancia en la que el próximo viernes enfrentará a Países Bajos.

Con suspenso y un poco de sufrimiento sobre el final, Argentina venció esta tarde a Australia por 2 a 1 y se clasificó a cuartos de final del Mundial Qatar 2022. Lionel Messi y Julián Álvarez, uno en cada tiempo, marcaron los goles “albicelestes” en el Ahmad bin Ali Stadium. Descontó Goodwin, con un remate que se desvió en Enzo Fernández, en el duelo de los octavos de final.

El próximo viernes 9 de diciembre, a las 16 de nuestro país y en Lusail, Argentina se medirá con Países Bajos (hoy venció 3-1 a Estados Unidos), en busca de un lugar en las semifinales.

Sobre los 35 minutos del primer tiempo, Lionel Messi armó y culminó la jugada en el área rival, con un remate bajo y cruzado que estableció el 1 a 0 parcial.

El seleccionado nacional mostró paciencia para destrabar el cerrojo defensivo australiano. Durante 25 minutos asumió el protagonismo y trasladó la pelota de lado a lado buscando el hueco para perforar al rival. Como no lo encontró, cedió luego el protagonismo para tomarse un pequeño descanso.

Scaloni movió algunas piezas de lugar, mandó a Gómez por la derecha y allí el “Papu” recibió la falta que derivó en el gol del capitán argentino. En la segunda jugada de ese tiro libre, Messi la tomó y tocó con Mac Allister, el rosarino fue a buscar al área y recibió el toque corto de Otamendi para definir con el sello de su zurda mágica y hacer delirar a todo un país.

Sobre 11 minutos del complemento, Julián Álvarez marcó el segundo. De Paul presionó en la salida australiana y forzó el error del arquero Ryan, Álvarez lo aprovechó y amplió la ventaja con un toque suave.

Cuando parecía estar todo controlado, sobre los 32’ descontó Goodwin, con un remate que se desvió en Enzo Fernández y dejó sin chances al “Dibu” Martínez.

Sobre el final, y después de muchas chances dilapidadas por Lautaro Martínez para ampliar, el “Dibu” se vistió de héroe al tapar un remate que pudo ser el empate australiano, en el sexto minuto de adición.

enero cultural.jpg