Los vecinos de la ciudad de Monte Quemado denuncian la falta de riego en las calles de los diferentes barrios. Esto preocupa a la comunidad por las complicaciones en la salud.

“Cuando circulan los vehículos estamos sobrexpuestos al  polvo y los días de viento es como sobrevivir en el mismísimo infierno, la tierra se cuela por las rendijas de nuestras precarias viviendas, hace más de un año que desaparecieron los camiones regadores de la municipalidad, hay chicos con problemas en las vías respiratorias, la mayoría estamos con la piel reseca (paspados)”, expresó Manuel, vecino del barrio El Municipal.

Es asombroso el polvo de tierra que se levanta por calles de tierra de los barrios periféricos, permaneciendo el polvo suspendido en el aire, afectando e infectando las vías respiratorias no solo de niños y ancianos, sino también ingresando y colándose por aberturas y rendijas de las viviendas, percudiendo muebles, pertenecías y prendas de los vecinos de barrios como El Municipal, San Cayetano, Ampliación El Porvenir, Canal y otros de la ciudad cabecera del departamento, Copo, donde sobreviven como pueden más de 40.000 vecinos, abandonados por los servicios de la municipalidad.

En efecto, el incumplimiento por parte de la municipalidad del servicio de riego en las calles de tierra, bajo pretexto de no disponer de fondos suficientes. Pero no así para la obra privada de su familia. Desde hace varios meses, la únicas calles que la municipalidad riega son las últimas dos cuadras de tierra de la avenida Deán Funes, donde el intendente Manuel Osvaldo Castillo tiene su aserradero, por donde ingresan y salen los camiones cargados con la madera de su producción. Así lo aseguraron vecinos de la primera y segunda manzana del barrio San Cayetano, donde sobreviven sin agua y sin luz.   

NUVE DE TIERRA EN LOS BARRIIOS.jpg

Tierra polvo y  Salud.                                                                   

Según un profesional médico, explico: “La permanente inhalación del polvo de tierra puede bloquear la entrada y salida de aire de los pulmones y causar enfermedades relacionadas con las vías respiratorias, tales como enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis crónica, enfisema y enfermedad de las vías respiratorias”.

El Galeno, agregó: “Cuando el polvo del inhalado se queda adentro de los pulmones durante un tiempo, se puede dañar o destruir el tejido pulmonar, lo cual causa cicatrices en los pulmones que pueden llevar a enfermedades como la neumonía y advirtió que si bien es cierto estamos en la época de las enfermedades respiratorias en el Hospital y los consultorios particulares se están asistiendo muchos casos de personas, incluyendo niños y ancianos, afectados  en las vías respiratorias”. A la vez, el médico se disculpó y pidió no ser identificado. 

 

 

 

 

Estacionamiento.jpeg