Héctor Salvatierra es un apasionado del negocio inmobiliario, lleva cuatro décadas en el rubro y se alegra de ser un nexo entre los propietarios y los inquilinos, pero en este momento, según analiza, se vive un momento complejo en el sector, por la casi segura sanción de la ley de alquileres. “Hoy se vive un cierto equilibrio entre la oferta de propiedades en alquiler y la demanda de inquilinos, esta ley lo que provocará es que se retraiga parte de esa oferta por factores muy simples, primero porque algunos de los titulares de los inmuebles van a retirar sus propiedades hasta ver cómo se acomoda el mercado y el resto va a preferir pasar a la venta por la baja rentabilidad que tienen los alquileres”, explicó el experimentado corredor.

Es que de producirse una baja importante en la oferta, tal como explica Héctor, y mantenerse la demanda, por lógica mercantil los precios tienden al alza.

Es que con la nueva ley, los costos de comisiones de los corredores los tendrá que soportar el propietario que hoy, según señaló el titular de la inmobiliaria Salvatierra, ya sufren el nivel de rentabilidad más bajo de los últimos años. Lo que redundaría en la disminución de las propiedades que hay disponibles para alquiler, señala Nuevo Diario.

“El gran problema de la ley, es que fue pensada en Buenos Aires y para superar un problema momentáneo y de Buenos Aires, que no solo no va a superarse sino que se va a agravar y sobre todo en las provincias, donde muchas de las cosas que plantea la ley ya eran una práctica común, antes de enviar la norma al Congreso, se consultó a la Federación de Inmobiliarias, pero luego el presidente apuró el proyecto y salió tal cual había sido propuesto originalmente”, señaló.

08 de febrero de 2022.jpg