A un mes del extraño y horrendo “accidente de tránsito” en el que perdió la vida el periodista, locutor y maestro Gustavo Antonio Sánchez, hoy familiares, amigos y vecinos de la ciudad de Nueva Esperanza se reunirán a las 20 en la plaza San Martín para elevar una oración en el primer mes de su fallecimiento e informar acerca de la marcha de la investigación.

Cabe recordar que el cuerpo del conocido comunicador social fue encontrado el 24 de diciembre pasado, destrozado, a la vera del ingreso a la ciudad, en la banquina de la Ruta Provincial 176, después de que los ocupantes de un auto, posteriormente se estableciera pertenecía a un policía de la ciudad, lo arrollara y lo dejara abandonado, para luego ocultar el rodado en la esquina oscura del Club Talleres, a la vuelta de la Comisaría Seccional 32, cuyo personal habría intentado liberar de responsabilidad al conductor y a los policías que viajaban en el rodado como acompañantes, quienes abandonaron el cuerpo de la víctima, para luego alterar el escenario del accidente y las responsabilidades de quienes se conducían en el interior del vehículo, en un procedimiento fraudulento.

Cabe destacar que las movilizaciones reclamando justicia derivó en la decapitación de la cúpula de la comisaría, cuyos jefes fueron trasladados y por estos días, paralelo a la causa judicial, se tramita en la fuerza policial una causa administrativa, habiendo resultado puestos a disponibilidad, el personal policial involucrado en el extraño accidente de tránsito en el que perdiera la vida el comunicador social Gustavo Sánchez.

Cabe recordar que en la antesala del “accidente de tránsito”, numerosos vecinos de la ciudad, a voces, denunciaban los abusos de un minúsculo grupo de policías afectados a la Comisaría Seccional 32, que regenteaban boliches bailables, garitos de la timba y organizaban carreras cuadreras, hechos que en numerosas oportunidades fueron denunciados por el extinto periodista y locutor radial, al que mataron en un supuesto accidente de tránsito, que la gente pide que se investigue las verdaderas causas y se castigue con todo el rigor de la ley a sus verdaderos responsables.

El extinto locutor, luego del violento impacto, por las heridas recibidas, habría muerto en forma instantánea, según el informe del médico de policía, quien en principio, no aconsejó la correspondiente autopsia, mientras que al automóvil que habría protagonizado el accidente, horas más tarde, se lo encontró abandonado a la vuelta de la Comisaría 32, en una zona oscura cercana al Club Talleres, donde fue avistado el vehículo que finalmente se lo identificó como pertenencia de un oficial de la policía, identificado como Ramiro “Nene” Vera, quien trabaja en esa misma dependencia policial.

Trascendió que, al ser consultado, el oficial Vera, dueño del vehículo, se habría liberado de toda responsabilidad en el accidente, aduciendo que al vehículo se lo había prestado al joven Eduardo Manuel Chávez, de 21 años, quien a su vez es familiar directo de tres otros policías, que trabajan en esa misma dependencia, por lo que la fiscal, sin más trámites, ordenó su aprehensión, acusado del supuesto delito de Homicidio Culposo y Abandono de Persona.

En tanto, familiares y vecinos de la víctima estarían aseverando que el joven Chávez no sería quien, momentos antes al accidente, habría sido visto conduciendo y que en el vehículo viajaban dos o tres pasajeros más, que no estarían ajenos al abandono de persona al que fue expuesta la víctima.

08 de febrero de 2022.jpg