Más de 1000 personas de la ciudad de Nueva Esperanza se manifestaron este viernes, en una marcha exigiendo justicia por la muerte del locutor Gustavo Sánchez, quien perdió la vida en un  accidente de extrañas circunstancias, sobre la Ruta Provincial 176, dentro de la planta urbana de la ciudad cabecera del departamento Pellegrini.

Los familiares del extinto comunicador social estuvieron acompañados por representantes de instituciones del medio, emisoras de frecuencia modulada, locutores y vecinos, quienes, en una ruidosa manifestación, caminaron por las calles céntricas, pidiendo a viva voz por justicia.

En un momento, los manifestantes se detuvieron frente del edificio de la Comisaría Seccional 32 y descargaron toda su indignación con insultos, por considerar a la actuación policial una verdadera estafa procesal.

Cabe recordar que el extinto locutor, luego del violento impacto, por las heridas recibidas, habría perdido la vida en forma instantánea, según el informe del médico de policía, quien en principio, no aconsejó la correspondiente autopsia del cuerpo, mientras que al automóvil que habría protagonizado el accidente, horas más tarde, se lo encontró abandonado a la vuelta de la seccional 32, en una zona oscura cercana al Club Talleres, y fueron los vecinos quienes informaron a la policía de la permanencia del rodado, presentando destrucción en su tren delantero y manchas de sangre.

Lo curioso es que finalmente pudo ser identificado. Pertenecía a un oficial de la policía llamado Ramiro “Nene” Vera, quien trabaja en esa misma dependencia, a quien se lo habría visto circular en el rodado con otros efectivos de la fuerza, participando de una fiesta, ubicada precisamente en un lugar cuyo regreso obligado era el camino en donde se produjo el accidente.

Serían numerosos los testimonios que en el trascurso de la semana entrante que podrían ponerle luz a esta causa, que una vez más involucra a personal policial de la seccional 32, de Nueva Esperanza.

08 de febrero de 2022.jpg