En todos los rincones del país, la crisis económica golpea a los hogares y más se siente a la hora de tomar la bolsa y salir a comprar la mercadería para el consumo de la familia. Pero quien puede dudar, que a donde más se siente la crisis es en las ciudades y pueblos del interior de las provincias.

Mientras en otros puntos del país, el programa se viene aplicando en los principales supermercados y aparece como una alternativa para afrontar la escalada del índice de precios al consumidor, sobre todo en los productos de la canasta básica de alimentos.

Los habitantes de ciudades importantes del interior santiagueño, como lo son Frías, Quimilí, Añatuya, Monte Quemado, Campo Gallo y otros puntos de la basta geografía santiagueña, también tiene derecho y debería tener la adhesión de los supermercados locales para poder contar con esa alternativa que les permita a los habitantes del interior igualdad de condiciones que los ciudadanos del resto del país.

Precios

En Monte Quemado, Nueva Esperanza, Quimilí y Campo Gallo, el programa Precios Cuidados no existe; la gente no sabe de qué se trata y los supermercados no implementan esa opción.

Ausencia de supermercados locales

Sin embargo, en la lista no aparece ninguno de los supermercadistas del interior de la provincia. Lo que muestra una limitada adhesión al programa que lleva adelante el gobierno nacional para sugerir precios de productos de la canasta básica en las góndolas de los supermercados con el objetivo de ayudar al bolsillo hogareño en un momento donde la suba en los precios es casi permanente.

Todas las semanas hay subas de precios de las mercaderías y también se incrementan en las poblaciones del interior, donde las microeconomías son de supervivencia, como es el caso de los habitantes de la ciudad de Monte Quemado, donde la situación económica y social es extremadamente crítica y la pobreza se ha profundizado al igual que en otras ciudades de la provincia y del país.

Reclamo de los consumidores

En el reclamo, los consumidores hacen referencia a que en las góndolas de los supermercados no se encentran los precios cuidados de los que habla el gobierno” y los pocos que entienden, como es el caso del consumidor de Quimilí, el municipio solicitó a los supermercados la adhesión para, al menos, manejar alternativas ante la constante suba de precios que muestran los productos de la canasta básica.

En notas publicadas por El Municipal Web, se hizo notar el cambio de modalidad a la hora de efectuar compras por parte de los consumidores. Buscar la mejor combinación entre precio-calidad o bien volcarse a la compra mayorista.

Desde hace tiempo que, a la hora de pararse frente a los productos en góndola, los consumidores han pasado de elegir marca a tener que optar por precios, aunque sin dejar de buscar la mejor combinación de ambas cuestiones, pero a la hora de inclinar la balanza, a la hora de adquirir un producto, siempre prima la búsqueda de economizar, porque ya no alcanza el sueldo, por efecto de una desmedida inflación y las subas de precios.

Es que, según reconocen desde algunos supermercados, semanalmente se dan hasta dos remarcaciones de precios que suman entre un 12 y 18%, lo que sin dudas afecta el bolsillo, achicando los márgenes del consumidor.z

Precios

El programa de Precios Cuidados, del que para nada es Federal, tiene vigencia hasta el 6 de enero del año próximo y contiene una lista de 550 artículos o productos, que está claro, la ventaja de sus precios cuidados no funciona en todo el país, y muchas ciudades y pueblos como en el caso de Santiago del Estero, donde la crisis económica se profundiza el programa de precios cuidados, no llega al consumidor del interior de la provincia.

Estacionamiento.jpeg