Tiene 29 años, se domicilia en la ciudad de Monte Quemado (departamento Copo), se convirtió en mujer trans y obtuvo el documento nacional de identidad (DNI) con sexo femenino, imponiendo el nombre acorde con su sexualidad.

Tras el cambio, comenzó a recibir mensajes de texto en su teléfono celular de un vecino del barrio Belgrano, quien la invitó a mantener relaciones sexuales, además de destacar sus atributos físicos. Los alertas del aparato telefónicos del número del sospechoso no dejaron de sonar en reiteradas ocasiones, hasta que la trans le dijo que no estaba interesada en mantener un encuentro íntimo con él, a quien lo conoce de vista, aunque no lo ve hace varios años y nunca mantuvieron una conversación.
De acuerdo con las averiguaciones policiales, al parecer, el rechazo provocó que el hombre buscara “venganza”. Consiguió el teléfono de la pareja de la trans y le envió mensajes de texto. En ellos le informaba que la trans realizaba “trabajos sexuales” a cambio de dinero. La pareja le reclamó sobre la versión a la trans, quien decidió contarle sobre las reiteradas propuestas que le estaba haciendo el sospechoso y que se negó.
Los problemas no terminaron allí para la joven de Monte Quemado. El sujeto se puso en contacto a través de la red social Facebook con la hermana de la damnificada, quien se domicilia en otra provincia. 
El sospechoso del barrio Belgrano de la citada ciudad copeña le manifestó que la trans tenía una enfermedad de transmisión sexual y que estaba contagiando a todos los hombres que se acuestan con ella. 
La mujer no le dio importancia y le contestó que dejara de molestar. Sin embargo, el sujeto no quedó conforme y amenazó: “Hay que matarlo como a rata”.
El nuevo hecho fue la gota que rebasó el vaso y la trans decidió trasladarse a la sede de la Comisaría Comunitaria Nº 22, donde realizó la denuncia en contra del sospechoso para que terminara el hostigamiento y amenazas. Autoridades de la Circunscripción Copo del Ministerio Público Fiscal instruyen la causa y ordenaron que se concretara medidas procesales al respecto.

enero cultural.jpg