No hay sueldo que alcance para que una familia desayune, almuerce, meriende y cene, y esta realidad obligó a las familias de Monte Quemado a replantearse el tipo de comidas que se pueden preparar a un costo menor. Una muestra elocuente de ello es la importante escalada en el precio de los principales productos que componen los alimentos considerados de primera necesidad, ayer nuevamente subieron las naftas y hoy lunes un nuevo incremento se registrará en los artículos de la canasta familiar.

El sondeo realizado nos devela que, en muchos casos, por la mañana un desayuno liviano, la mayoría entretienen al estómago con mate o una taza de mate cocido y al mediodía un almuerzo cargado.

El almuerzo para una familia tipo, compuesta por cuatro personas, a partir de los nuevos aumentos oscilará entre 800 a 1200 pesos, aunque muchas veces esos valores se pueden ver en algunos casos los fines de semana -sobre todo- hasta duplicados, teniendo en cuenta que la gente se da gustos más caros, y lógicamente el valor es superior.

Cabe destacar que más allá del costo de vida para una familia común, para que no sea pobre, según datos suministrados por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana -Isepci-, para el mes de octubre necesitó 30.824 pesos, datos para la región NEA.

En entrevistas con vecinos y transeúntes de la ciudad, quienes aportaron datos de lo que ocurre en muchos hogares también de localidades del interior, la gente emitió una opinión más que válida de cuánto se necesitó durante el pasado mes de octubre o en la misma actualidad para un almuerzo.

Testimonios

Graciela Silva del barrio Sor Ángela, comentó que en Monte Quemado su el costo de la canasta de alimentos tiene un valor alto. Sin embargo, el índice de gastos se eleva con el alto precio del pan $100 y de la carne vacuna.

“Apostamos a una comida bien fuerte y sobre todo que tenga las calorías necesarias y equilibradas para el sustento diario, y ese precisamente es el almuerzo”, dijeron los consultados. En este sentido, en su mayoría coincidieron en que el almuerzo es lo fundamental, y quizás por ahí un buen desayuno, pero solo con la comida “del mediodía se gasta entre 500 a 800 pesos”, indicaron.

“Sin lujos ni nada de eso, sino se te va todo por las nubes, en algunos casos la cena consiste en algo liviano, pero por sobre todo con un gasto mucho menor al que se debe aportar para preparar el almuerzo”, comentó Erika que en el precio de muchos productos envasados comestibles es una exageración lo que se paga, si bien el precio de la verdura está más accesible, pero la fruta ya es inaccesible para la familia.

Yani Sprovieri, comentó: “en casa somos seis y sólo para la comida del mediodía gastamos comúnmente entre 700 a 900 pesos. En la cena si queda algo del almuerzo se recalienta, y a los chicos se les da leche, yogur, los grandes pensar en almorzar y cenar es imposible, de lo contrario entre las dos comidas tendríamos que gastar como 1200 pesos, y a esos valores no hay sueldo de trabajador que aguante”.

Los precios

Lo más común y necesario compra la gente, para la comida del mediodía en los supermercados y verdulerías de la ciudad, donde el vecino recurre a la calculadora para poder ver cómo arreglárselas para llegar a fin de mes, con el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena en Monte Quemado, no hay sueldo que alcance.

El paquete de fideos pasta seca por medio kilogramo tiene un costo de entre 35 a 65 pesos, arroz 38 a 70 pesos, pastas frescas los clásicos tallarines que rinden para cuatro porciones tienen un valor en el mercado local entre 85 a 140 pesos. A esto se le deben sumar insumos diarios como pan 65 pesos el kilogramo; las verduras como el tomate, el kilogramo del perita a 55 pesos, pimiento verde 75, zanahoria 30 pesos, cebolla 35, perejil 25 el atado y el pan el alimento principal de la canasta familiar en Monte Quemado $100 el kilo.

IMG-20200507-WA0007.jpg