El hecho ocurrió en la cabecera del departamento Copo, a fines del mes de abril. El fiscal Gabriel Gómez lo acusó de los delitos de “lesiones graves calificadas por el vínculo, aborto y amenazas en concurso real”.

Como tantas otras veces, el imputado le propinó golpes y patadas en el vientre a su pareja, quien cursaba dos meses de gestación y la mujer cansada de soportar se fue a la Comisaría Seccional 22 y radicó la denuncia, que en principio, la causa ingresó como violencia de género, sin embargo, la investigación develó que las lesiones propinadas por el hombre fueron graves, ya que los médicos forenses indicaron 30 días de curación.

Según las pruebas obrantes en la causa, la mujer ingresó en estado delicado al hospital y posteriormente perdió al bebé por lo que el fiscal Gómez solicitó al juez de Control y Garantías, José Luis Torrelio, que el imputado continúe tras las rejas, a fin de proseguir con la recolección de evidencias.

Después de meritar también la posición de la defensa, el magistrado extendió la detención del individuo, quien marcha “derechito” a la audiencia de prisión preventiva con muy pocas probabilidades de recuperar la excarcelación anticipada. Según manifestaron fuentes judiciales.

IMG-20200507-WA0007.jpg