La Ruta Nacional 16, actualmente en tramos destruida y abandonada por el gobierno de Cambiemos, se constituye en una vergüenza argentina.

Esta ruta es la más importante carretera del Mercosur, cuando su trazado del NEA hacia NOA permite el enlace, pasando por territorio argentino, con los países limítrofes de Brasil y Paraguay, enlazándolos con Chile, Bolivia y Perú.

En el territorio argentino, la ruta 16 presenta destrucciones, pero ninguno como el tramo Monte Quemado-Taco Pozo (Chaco). Las críticas de los medios provinciales, nacionales e internacionales, las marchas, las concentraciones de pobladores, aún no logran dar respuestas a este viejo reclamo, por la urgente reparación de la ruta del Mercosur. Opinan que al Gobierno nacional no le importa la imagen del país ante sus vecinos, ni mucho menos el desarrollo de la región, que sufre las consecuencias del aislamiento.

Este tramo tiene una historia que debiera ser motivo de investigaciones. A la obra, desde el 2007 ya son tres las licitaciones y adjudicaciones realizadas y nunca se la reconstruyó. En el 2015 se la adjudicó por un monto de 285 millones de pesos, obra que nunca se trabajó. A fines del 2018, se volvió a licitar y adjudicar. La obra debería haber iniciado la ejecución de los trabajos el día 3 de febrero del corriente año, a dos meses de la fecha prevista, el tramo continúa abandonado como hace ya 10 años.

Extraña y crecen las sospechas entre los copeños y los chaqueños de la región, por la demora en esta última licitación y adjudicación en el inicio de la obra, prevista para la reparación de la Ruta Nacional 16 en el tramo que pasa por territorio de la provincia de Santiago del Estero, profundizando el malestar en la región, sobre todo en lo que respecta al transporte, tanto de producción primaria como de pasajeros.

El Municipal Web informó que meses atrás se hizo el llamado a licitación y se adjudicó la obra para la reconstrucción de la Ruta Nacional 16, en medio de incesantes reclamos encarados por habitantes e instituciones de Monte Quemado y Taco Pozo, preocupados por el marcado deterioro que muestra la ruta en el tramo que une a las dos provincias.

Son 38 kilómetros aproximadamente, resulta complicado y peligroso transitar, por lo que vecinos resolvieron realizar asambleas permanentes para sensibilizar a las autoridades nacionales, a fin de que dispongan la urgente reparación.

La obra, según el boletín oficial de la Nación, finalmente fue licitada y adjudicada a una empresa, que vino en el mes de diciembre a ofrecer trabajo, pidió currículos, se fueron y nunca más aparecieron.

Según el pliego de adjudicación, esta empresa debería haber iniciado los trabajos el día 3 de febrero del corriente año. Febrero se fue, pasó marzo, ya estamos a mediados de abril y por este tramo de la ruta 16, el Creador nunca pasó. Todo sigue igual, los camiones zigzagueando los pozos, las cárcavas, circulando por banquinas que ya no existen, donde personas murieron en siniestros viales, destruyendo los vehículos, por una ruta de a pedazos frenando la economía y el desarrollo, como consecuencia de la destrucción, que se constituye en una vergüenza nacional para los argentinos.

IMG-20200507-WA0007.jpg